De Movimiento a Partido a Desilusión !

Un pueblo que ha sido golpeado por injusticias económicas, golpes de la naturaleza, guerras civiles que hunden a el pueblo cada vez mas. En los últimos meses este pueblo a estado esperanzado en un nuevo futuro con la llegada de un nuevo líder del país.

Nació un nuevo partido de un movimiento civil, la primera experiencia (Marzo 1, 2020) dejo un sentimiento de «los mismo de antes» pero se les dio el beneficio de la duda, el partido de Nuevas Ideas crea una cúpula que no esta para proteger a el pueblo pero pone sus propios intereses antes que su miembros. El pueblo sobrevive una segunda mala experiencia de parte de la nueva organización el 19 de Julio, 2020

El fraude y las anomalías en las elecciones internas es pregonado en todos los rincones del país, y los dirigentes no publican ningún resultado de valor que pueda desmentir los reclamos de sus miembros.

El pueblo cree en su presidente, cree en su movimiento, mas no en el partido político actual que los representa. El pueblo sabe de la situación precaria en la política interna de el país, sabe las necesidades, sabe lo que esta mal y lo que se necesita para mejorar.

Las elecciones internas que se efectuaron el 19 de Julio, dejan una pagina llena de anomalías y una huella de la política sucia en la nueva historia de un país. La gente se siente defraudada y la fuerza de un partido implociona en los mismos dirigentes, al no considerar que es el mismo pueblo que los puso y es el mismo pueblo el que tratara de corregir el curso de su partido.

En los 80 el pueblo fue engañado por una lucha que termino en la perdida de vidas y el nacimiento de una nueva sociedad de adinerados, en el 2020, el pueblo fue pisoteado una vez mas con un engaño político en donde se perdieron sueños por un mejor El Salvador.

Este pueblo ha demostrado con anterioridad que aunque la falta de unión existe en tiempos regulares, en tiempos de sufrimiento se vuelve una fuerza unida y solida. Nuestro pueblo vive en un sistema político con grandes virtudes, pero mucho mas grandes defectos, que no sé cuándo va a ser hora de rectificarlos. Con la costumbre de muchos años de no ser respetados, parte de el pueblo sigue esperanzado a que la próxima oportunidad sera mejor!

¿Los ciudadanos deben vivir bajo dirección de los políticos, o los políticos deben hacer lo que les digan los ciudadanos?