Diáspora sufre Alzheimer y después de una semana de convalecencia no mejora.

el pueblo esta acostumbrado, se les pasara…

La Diáspora, una agrupación de Salvadoreños en el exterior que surgió para el apoyo de un nuevo partido en El Salvador, tomo parte el 1ro de Marzo de 2020 en las primeras elecciones internas de el partido.

Fueron unas elecciones que dejaron un sabor amargo en el paladar de muchos, tantos nacionales como internacionales, debido a la cantidad de irregularidades sucedidas durante las votaciones: la gente protesto por la logística con la que se desarrollo, por acciones vista durante las horas en que la votación estuvo abierta a sus miembros, por actividades durante el conteo de votos, por la ineficacia de el sistema presentado para los votos en el exterior. Al final del día, la imagen de este nuevo partido dejo en el pueblo fue una muy distinta a lo que la gente esperaba.

Es ahora en que los dirigentes de el partido deberían comunicar al pueblo su visión de lo sucedido, en vez de pensar lo de siempre: «el pueblo esta acostumbrado, se les pasara…». Cuando la decepción de muchos causara la fuga silenciosa de apoyo, hacia nuevas promesas, las cuales surgirán para unas elecciones futuras.

Después de una semana de convalecencia a lo ocurrido el primero de marzo del 2020, el partido no da explicación al pueblo de lo pasado, causa de lo sucedido o como planean mejorar el futuro. Por otro lado una diáspora que calla su desilusión y no lucha por su respeto.

El pueblo esperaba que un nuevo partido trajera un cambio, pero el pueblo se fue a dormir con el sabor de los partidos de la vieja guardia.

Diaspora! Despierta!